Soy mujer

Medio hombre & Medio mujer

Nos habíamos desplazado cerca de Miami, teníamos un par de días de descanso y esa tarde decidí salir sola, en lugar de ir con mis compañeros.

Así que me vestí cómoda, con jeans, camisa Oxford, deportivas y gorra beisbolera, y estuve paseando cerca del mar, hasta que vi una terraza de Coffee. Me senté, pedí un café con leche y me relaje pensando en mis cosas.

Al rato de estar allí, alguien dijo tras de mí, que era bonito mirar y escuchar el sonido del mar, volví la cabeza y vi a una mujer, seguimos hablando y terminamos compartiendo mesa…

Hablamos durante una hora, y ella dijo que había un local cercano que hacían unos bocadillos increíbles y buenos donde ponías los ingredientes que querías, así que fuimos a comer algo, lo cierto es que tenía hambre.

Por el camino íbamos agarradas del brazo, y reíamos y llegamos al puesto de bocadillos, y realmente era un sitio encantador porque elegías el pan, lo que querías dentro y después a comer en barriles de aceite industrial.

Cogimos el bocadillo y nos pusimos en un barril para comer, y sin mas ella dijo que era trans, y me explico que era eso, mitad mujer y mitad hombre, pero su cabeza pensaba como una mujer. Nos reíamos con sus explicaciones y al acabarnos el bocadillo, le dije que sentía curiosidad por verla desnuda, no podía imaginarla y me apetecía, y riendo ella dijo que me invitaba a su casa para enseñármelo y acepté.

A dos calles estaba su casa, humilde, pero limpia. Entramos y después de enseñarme su casa, pasó a su dormitorio y empezó a desnudarse y según lo hacia, yo miraba sus pechos…

eran perfectos, pezones limpios y punzantes, y ya la curiosidad me podía y estaba ansiosa por que se desnudara la parte de abajo… el jeans cayo, y vi una braga ajustada y algo abultado, pero se dio la vuelta y se quito esa braga o faja y apareció ante mis ojos un pedazo polla descomunal, gigantesca y mojada.

Wow, No podía creer lo que veía, me senté al borde de la cama y no podía apartar la mirada de ese músculo grandioso, y ella riendo se acerco y cogió su polla y la puso en mi mano, cerré la mano y empecé a palpar, tocar y mover ese monstruo que tenía entre las piernas.

Buff, los calores no me dejaban, y ella se acerco mas a mí y me desabrocho los botones de mi camisa, y me la quito, mis pechos salieron, pero me avergonzaba al ver los de ella tan perfectos, y levantándome, desabrocho mis jeans y me los bajó y quito, y después también se deshizo de mi tanga. Quedando completamente desnuda.

Entonces se acerco a mi y su polla rozaba mi cuerpo, lo pasaba por cada centímetro, y lo acerco a mi vagina, y ya no pude contenerme. La tumbé de un empujón sobre la cama y me senté encima de esa polla…

Uhhmmmm no podía metérmela toda, pero aprovechaba cada segundo, la quería toda para mí, me movía con ella dentro y no se salía, y según estaba encima tocaba sus pechos fuertemente, no dejaba de tocar, pellizcaba y seguía, y fue ella quien me dijo que no tocara tanto…. estaba como loca, era algo nuevo inusual para mí.

Y así moviéndome encorvada por las molestias que tenía y rozando mi clítoris al mismo tiempo exploté fuertemente. fue tremendo, me quedé casi sin aliento. El se dio la vuelta y puso su polla en mi mano, para que la tocara y empecé a masturbarla con las dos manos, de arriba abajo, acariciando sus huevos y me aceleré y cada vez lo hacía más rápido y mas fuerte y se corrió, pero no sujeto y me puso la cara, cuello, pelo, toda con ese líquido.

Pase a asearme y ella también, y al salir, estaba agachada para coger los jeans cuando ella se agacho y empezó a chupar mi culo y vagina. Ufff chupaba y chupaba y terminamos en la postura del 69 y no se el tiempo que pasó, pero se me hizo largo y las dos volvimos a explotar, yo en su boca y ella en mi boca también.

Fue increíble. No puedo explicarlo mejor, porque con las amigas que he hablado de esta experiencia, que ellas también la han vivido, ninguna tiene la manera de explicar lo que se siente…

Woman Penelope 2020
penelope.estudios@hotmail.com

www.womanpenelope.es