Fue una sensación desconocida para mí



Fue una sensación desconocida para mí

Después de un largo día por fin, llegamos a casa. Fuimos directos a la ducha, mientras Mark terminaba de asearse, fui a la cocina para preparar algo para picar.

Estando en el salón empezamos a jugar, sentados en el sofá le tocaba la polla por encima del pantalón del pijama y le besaba, al notar que se ponía cachondo, metí la mano dentro del pantalón y la empecé a mover, la movía con suavidad de arriba abajo, al mismo tiempo que tocaba sus testiculos, él se recostó en el sofá y sentí como su polla había crecido en mi mano.
Esto me puso cachonda y me levanté y le quité el pantalón, me arrodillé y me la metí en la boca, notaba el sabor algo salado de las gotitas que brotaban de su polla. La cogí con la mano y la iba moviendo sin dejar de chuparle, estuve un buen rato y sentí la necesidad de metérmela en la vagina, notaba mis jugos como resbalaban entre mis muslos y me levanté y me senté de espaldas a él. Esta postura le encanta y a mí me vuelve loca notar cómo entra hasta el fondo de mi vagina.

Me estuve moviendo apoyando mis manos en sus rodillas, él me tocaba el culo y la excitación aumentaba por momentos, pero quería algo más, algo diferente y me levanté y le cogí de la mano para que se levantara. Estando de pie, me arrodillé de nuevo y cogí su polla y empecé hacerle una paja, con la lengua jugaba con la punta y me la metía en la boca.

Él dijo que estaba muy cachondo y si continuaba así se correria, notaba su excitación en la boca y le cogí la mano y la llevé a su polla para que siguiera masturbandose él. Esto le puso aún más cachondo, metía la polla en su boca mientras él seguía con su mano moviendo su miembro por momentos más deprisa, hasta que llegó un momento que dijo que se iba a correr.

Con gestos sin sacar la polla de mi boca, le dije que se corriera en mi boca, esto le hizo enloquecer, su mano subía y bajaba a toda velocidad, dándome golpecitos con su mano en los labios y de pronto, inundó mi boca con su semen, salía el líquido por los lados de mi boca. Él decía….

— joder, que pasada…

Entonces escupí el líquido en su polla y con la mano derecha le hice un masaje con su líquido.

Al rato fuimos al baño y mientras él se lavaba, yo me lavé bien la boca y regresamos al salón. Me tumbé en el sofá, abriendo las piernas y el chupo y chupo, con delicadeza y intensidad mi vagina, la excitación inundaba todo mi cuerpo, el calor subía por momentos, empecé a moverme y jadear cada vez más deprisa y su lengua subió el ritmo y estallé fuertemente.



Resumen

Para mí fue una experiencia muy excitante y novedosa. Era la primera vez que aceptaba que se corriera un hombre en mi boca. La sensación fue buena, tenía un sabor con un punto a salado. Cuando tenía el semen en mi boca, pensé en lo espeso que era el líquido. No es algo que me guste especialmente, pero me excita el sentir como mi pareja disfruta con ese momento.


Penelope 2020

http://www.womanpenelope.es

https://www.amazon.es/gp/bestsellers/sports/?encoding=UTF8&linkCode=ib1&tag=womanpenelope-21&linkId=aaaa05aec05da093c042bf74667195d6&ref=ihub_curatedcontent_aca484db-2637-4f98-8e2e-b9325ef8a4b9