Viernes por la tarde

Hace apenas unos 3 años, cuando empecé mi relación con Mark, yo me mostraba como soy con el sexo. le pedía, le ordenaba, le exigía, y pasábamos momentos buenos, pero un día me propuso que porque no con otra mujer, por lo que me puse contenta porque ya tenía experiencia y me gustaban mucho por lo bien que me quedaba.

A él nunca le dije que ya lo había experimentado y que me gustaba. fue como un regalo a el y un sabor dulce para mi.

No podía decir a mis 3 amigas que compartíamos en ocasiones de intimidad, debía ser nueva para no meter la pata y entonces me acorde de una chica de tiempo atrás que habíamos jugado en alguna ocasión puntual y que me gusto.

Esta historia se la conté a Mark, y bueno, me puse en marcha, y con un mensaje de que tal estas, quedamos a tomar una Coca Cola, nos vimos y charlamos de tonterías. Me puse un vestido cortito, con escote y sin ropa interior. Ver su mirada y sobre todo su disposición a jugar en otro escalón.

Entre risas y complicidad por lo que paso, le dispare como era su vida actual y sexual. Note un reparo a abrirse a mi después de tantos años, pero haciéndola recordar los juegos que tuvimos se fue relajando y poco a poco, todo volvía a risas y anécdotas.

Nos despedimos y note como a escondidas me miraba y al agacharme, vi como sus ojos se clavaban en mi escote donde asomaba un pezon.

Al despedirnos, nos dimos un beso en la mejilla y quedamos en que nos mensajeriamos por movil, Y así fue, como en caliente todo esta en su sitio, por la tarde empece con mensajes de cuanto me había alegrado verla, que bien lo había pasado, y que estaba fenomenal a pesar de los años que habían pasado.

Al dia siguiente me propuse mandarla varios mensajes a distintas horas sin ser pesada para ver si respondía y de que manera.

Todo fue bien, y ya por la tarde noche, empezamos a hablar mucho mas y fui sacando el tema sexo poco a poco, pero siendo yo quien llevaba la dirección.

Ella respondía y empezó con confesiones y confesiones y decidí dejarlo para al día siguiente atacar de una vez por todas.

Al día siguiente, empece preguntándole que ropa llevaba y yo la mande una foto de la mía, pero sentada. Eso hacía que mis muslos se vieran y al torcerme de cintura para arriba como apoyada con el codo en la mesa, asomaba mas de medio pecho.

Ella me dijo que estaba muy guapa y me mando también de forma sugerente dos fotos, pero a ella se le veía o asomaba un trozo del tanga.

Seguimos hablando de tonterías y por la noche, la mande una foto de mis pechos y le pregunté que le parecían, tardo mucho en contestar y creí que había sido muy brusca, pero mi sorpresa fue cuando me mando otra igual y me reto a que fuera yo quien opinara primero.

Y así lo hice, diciéndola que tenía unos pechos preciosos, un poco caídos pero resultones y con unos pezones soberbios. Ella me contesto que los míos eran perfectos y que estaban para comérselos.

Y aquí ya empezó todo…

Al día siguiente quedamos para tomar un café por la mañana y cuando se presento venía sin sujetador y con unos jeans ajustados que no había manera de poder ponerse un tanga. Iba sin ropa interior.

Yo llevaba un vestido corto y un tanga totalmente transparente donde se veía todo de todo. nos sentamos una frente a la otra, y cruce mis piernas dejándolas un poco abiertas para que viera lo que ella deseaba.

Después del juego, fui al grano y le dije que mi pareja y yo deseábamos compartir nuestro momento con una chica y que quería que fuera ella. Pero me dejo atontada su respuesta…

Ella se prestaba si solo era para mi. Nada de hacer a mi chico. Que como mucho, mi chico le tocara el coño y las tetas, pero sin ser pesado.

Proponía que los primeros minutos fueran para nosotras dos, y que mi chico mirara y después, que yo hiciera lo que quisiera, pero a ella nada de polla porque tenía su marido y era muy feliz con el.

Y así fue, quedamos para el viernes por la tarde y allí se presento, con un vestido ajustadisimo, que creo que no la quedaba bien de tan ajustado como era, pero en fin, ella estaba a gusto con el.

Subimos a la habitación, nos lavamos las dos entre risas y cuando salimos, le mandamos a mi chico que se lavara bien.

Nos tumbamos en la cama entre risas, desnudas y estuvimos 5 minutos mirando nuestros cuerpos, me gustaba lo que veía y supongo que ella seria lo mismo.

Empezamos a besar nuestras bocas, mientras nuestras manos recorrían los cuerpos. Esta chica sabia tocar, iba a los puntos concretos y eso empezaba a ponerme cachonda.

Hice un esfuerzo y empece a pellizcar sus pezones duros y jugaba con ellos mientras bajaba mi boca y chupaba mordisqueándolos con dulzura.

Ella jugaba con dos dedos en mi coño, los movía, tocaba mi clitoris y se recreaba, y ya notaba como goteaba mi coño, me estaba haciendo llegar a la nube, mi madre que gozada, así seguimos hasta que en un perfecto 69 nos empezamos a comer todo el coño, jugaba con mi lengua, le introducía mi lengua en su coño y ella suspiraba, lo notaba, y seguimos y seguimos hasta que nos corrimos como mulas.

Al mirar a un lado, vi a Marc tocándose la polla y creo que se corrió, porque salía un liquido de su polla y la tenía totalmente mojada.

al incorporarnos ella y yo, nos fundimos en un abrazo y empezamos a tocarnos otra vez, nos faltaba y las dos queríamos mas, y nuevamente empezamos a tocarnos, pero necesitaba ahora que mi chico me comiera el coño y poniéndose de rodillas en la cama.

Empezó a comerme el coño, mientras mi amiga me mordía las tetas de una manera que no recordaba y no se que paso, pero en un minuto me volví a correr.

Ella sonrío y me dijo que ahora le tocaba a ella correrse y se me ocurrió algo, me puse de rodillas para comerla el coño y mi chico que me la metiera por detrás, ósea haciendo el perrito, fue extenuante, una experiencia gloriosa.

Y luego las dos como Mark se había portado bien y estaba aún alucinado, le tocamos la polla al mismo tiempo y yo se la chupe mientras ella la movía y con mas ritmo, hicimos que se corriera.

penelope.estudios@hotmail.com

womanpenelope.wordpress.com

Una experiencia

Estuve con un chico que se llamaba Michael, conviviendo casi un año, al principio era genial y agradable.

Un buen chico que se lo quite a una conocida, ella no sabía tratarlo, me aproveche y se quedo sin el, me lo lleve yo a casa.

Al principio en las relaciones íntimas era yo la que le follaba a él continuamente, le dominaba.

Hicimos cosas raras entre los dos, y lo pasábamos muy bien.

Cuando estábamos en el dormitorio, en la cama, desnudos, me iba derecha a chuparle la polla, no era grande, pero entraba toda en mi boca y eso me excitaba mucho, mi coño se mojaba rápidamente.

Le chupaba, lamía, metiéndome su polla hasta el fondo de mi garganta, luego cuando veía que estaba muy cachondo, hacíamos el 69 y el me comía el coño como jamas nadie me lo ha comido, con su dulce lengua recorría los labios exteriores, los interiores, abría la lengua dándome lametazos en el clitoris, metía y sacaba la lengua de mi vagina.

Primero despacio y después deprisa, tenia un don el putas ese, mientras con mi boca, le follaba la polla, cuando estaba excitado, le pasaba los dedos por el culo, y notaba como el se aceleraba y el a mi también me lo hacia, y bueno, que gusto que de vez en cuando me pasen los dedos por el culo, me pone solo de imaginar que me la van a meter (no me gusta que me la metan por el culo, lo he probado varias veces y no me gusta), pero imaginándolo, me ponía mas cachonda.

Seguimos en esa posición hasta que el se corría en mi boca. luego, miraba el reloj y le hacía que se levantara, y sentado en el suelo y yo de pie, me abría de piernas frente a él y me comía el coño desesperadamente mientras yo miraba por la ventana.

Solo pensar que alguien pudiera vernos, me ponía cachonda total, ya ves que por la ventana y el sentado en el suelo, nadie nos podía ver, pero la imaginación a veces es buena.

Me corría como una loca. Luego hacia que me limpiara para dejar el coño bien limpio y disfrutaba.

Que alguien que no fuera yo, pasarme una toallita o la ducha que te lo laven, no tiene precio. para nosotras es algo especial.

Y alguna vez mientras jugábamos, le contaba historias vividas y lo que me gustaba que me hicieran y me lo hacia y el se ponía cachondisimo y a mi me gustaba volver a recordar esas historias y solo de recordar y que me lo pase bien, hacía que los polvos fueran salvajes.

penelope.estudios@hotmail.com

womanpenelope.wordpress.com

Reencuentro

Rompí con mi novio y regrese a casa de mis padres. Un día se me ocurrió invitar a mi amiga Celine a pasar unos días.

Hacía años que habíamos tenido una relación de más que amigas, en la que tuvimos sexo ocasional pero a pesar de la distancia durante años nos habíamos estado escribiendo.

En este tiempo ella había tenido una relación con una chica de la que estaba muy enamorada pero la pilló follando con su ex novio.

La relación entre ellas se desmoronó y lo dejaron.

Prepare todo para recibir a Celine, compartiríamos habitación y hablaríamos de nuestras cosas.

Fuimos mis padres y yo a recogerla al aeropuerto, después de saludarnos y presentar a mi familia. Mi padre nos invitó a comer en un restaurante para conocer mejor a Celine.

Todo fue muy bien se cayeron bien y el resto del día lo pasamos en casa, hablando y riendo.

La segunda noche pasamos al baño a lavarnos juntas, nos desnudamos y empezamos a tontear y acabamos cachondas perdidas.

Celine me hizo lavarme bien el culo y ella también lo hizo. Luego cogió una toalla íntima y me la paso por el culo y ella también. Me dijo que me dejara llevar. Y así lo hice. 

Nos pusimos los pijamas y salimos al salón.

Cuando se acostaron mis padres, cerré la puerta de la habitación y nos desnudamos, y empezamos a jugar tocándonos la vagina, los labios del coño. Ella tocaba mis labios como si fuera la primera vez.

Los tengo grandes y gorditos y la encanta, después empezó a pellizcarlos, a tocar, yo estaba cachonda perdida y muy mojada, notaba como ella estaba muy caliente y empezó a mordisquear mis pezones y me puse aún más ardiente, luego bajo su cabeza y fue directa a mi coño.

Empezó a morder los labios y jugando con la lengua recorriendo cada centímetro de mi vagina. En un momento dado me levantó las piernas y empezó a pasar la lengua por el culo, no se que paso pero tuve un orgasmo increíble. No recordaba otro igual. 

Luego se bajo abajo y siguió chupandome el coño y instintivamente nos pusimos a rozar nuestras vaginas rozando, empujando su coño y el mismo a la vez, esto nos puso de nuevo al límite, luego se tumbó con las piernas abiertas y levantadas, me cogió de la cabeza y la bajo entre sus muslos e hice lo que ella me hizo a mi y vi que empezó a eyacular mojando mi boca y noté que la gustaba mucho como a mi. 

Luego empecé a chupar su coño y pase mis dedos por su culo y grito al correrse. De una manera brusca y retorciéndose de placer. 

Fue algo increíble y que nunca había sentido. A partir de ese momento jugamos bien tocando el culo y también pasando la lengua. 

penelope.estudios@hotmail.com

womanpenelope.wordpress.com

Te espero

Mark ha estado de viaje de trabajo durante diez días

Esta mañana ha llegado a las 8:15h. de la mañana, yo estaba desnuda durmiendo y me ha despertado con un beso.

Al abrir los ojos me he llevado una gran alegría, levantado y he ido directa a bajarle el pantalón y el bóxer, he sacado la polla que estaba medio dormida y he empezado a chuparla como una loca, me he puesto cachonda y mi coño se ha mojado muy rápido.

En un abrir y cerrar de ojos, su polla iba creciendo y cuando ha estado erecta, le he tumbado en la cama y me he puesto sentada sobre su polla dandole la espalda, apretaba el culo, mientras me pasaba dedo por el coño y le he follado deprisa, apretando mucho la polla con las paredes de mi vagina.

Él gemía y notaba como aumentaba su deseo, se iba a correr pero quería disfrutar un poco más de su polla.

Me he levantado y he empezado de nuevo a chuparle la polla, los huevos y por debajo hasta llegar al ano.

Con la mano derecha iba moviendo su polla en forma de paja, gemía sin parar, estaba muy caliente y me he vuelto a poner encima, metiendo y sacando su polla de la vagina sin descanso, con la mano me tocaba coño y estimulaba el clitoris.

He bajado el ritmo disfrutando de su polla dentro de mi, mientras me tocaba los pechos y pezones erizados, poco a poco he ido acelerando el ritmo de mi cadera

Entre gemidos Mark me decía que ya venía, que se iba a correr, en ese momento he sacado su polla de mi coño y he bajado y me he vuelto a meter su polla en la boca.

Estaba tan caliente y sabía a mi coño. Le he cogido la mano y la he llevado a su polla para que se masturbara mientras yo seguía chupando su polla.

En ese momento ha explotado, he comido todo y he pasado la lengua por cada rincón de su sexo.

Después se ha incorporado y me ha tumbado en la cama, abriéndome las piernas y los labios del coño, chupandolo muy deprisa, estaba tan cachonda que me he corrido entre gemidos sin poderlo controlar.

Luego le he llevado al baño y le he lavado la polla y me he dado una ducha.

Hemos vuelto al dormitorio y nos hemos tumbado en la cama unos minutos hablando de su viaje.

Me he puesto a preparar su maleta y ponerle ropa limpia porque vuelve a salir de viaje al medio día para 8 o 10 días más.

Él se ha quedado relajado en la cama mirándome.

Esta tarde me tocaré el coño y meteré los dedos y haré un vídeo para mandárselo a Mark y no tarde en volver.

penelope.estudios@hotmail.com

womanpenelope.wordpress.com

Una cena de gala

Una noche Frank y yo estábamos invitados a una Cena de gala en el que actuaba un grupo musical, compartíamos mesa con otras 10 personas mas, en nuestra mesa éramos todos pareja y hablábamos y comentábamos cosas cotidianas, pero si que notaba que el resto de las personas que estaban en la misma mesa, miraban mucho a Frank y reían, no le di importancia.

Para la ocasión me puse un vestido largo negro, con un gran escote de frente y otro más pronunciado en la espalda. Estaba muy atractiva según Frank.

Todo empezó de camino donde se celebraba la fiesta, en el coche Frank comenzó a ponerse cachondo a consecuencia de mi vestido, de partes que dejaba entrever y tal fue su insistencia, que casi me obligo a despojarme de mis bragas.

Pensé….y porque no, así llegamos a la fiesta tranquilos y relajados. En el coche mismo, me senté sobre su polla y le folle. Fue rápido, un polvo sin más. Nos limpiamos con toallitas y continuamos el camino. Olvide ponerme el tanga.

Durante la cena todo fue bien, después había baile pero yo no soy muy bailarina y no me gusta, pero Frank no paro de bailar con distintas mujeres, sonreía y se le veía feliz.

Me dejó bastante rato sola pero no le di mayor importancia.

Después de la fiesta Frank había bebido algo mas de la cuenta y nos dispusimos a marcharnos, le dije que conducía yo, era lo mejor.

Antes fui al baño a ponerme las bragas por si acaso pasaba algo y de repente la puerta del baño se abrió de golpe, era Frank, no entendía que hacía allí.

Sin mediar palabra, se abalanzó sobre mi, queriéndome besar, me metió mano y quería que follaramos allí mismo. Me opuse totalmente y me dio un empujón. Quise creer que había sido a consecuencia del alcohol.

Le esquive y salí de allí corriendo y fui a buscar el coche. Pare en la puerta del restaurante y subió al coche sin mediar palabra, al minuto estaba dormido.

Conduje seria, pensativa por lo ocurrido, tenía mis dudas de si era realmente el hombre que yo pensaba. Debía hablarlo con él y aclarar las cosas.

Al llegar a Casa se despertó, le ayude a subir en el ascensor. Parecía que se había despejado, yo necesitaba un baño relajante y pensar.

Entramos en la habitación y nos pusimos a quitarnos la ropa, y como tan solo llevaba el vestido enseguida cayo al suelo, recogí la ropa y me fui al baño.

No se si pasaron 5 o 10 minutos, cuando entro, me cogió del brazo y me llevo a la cama. Estaba desnudo y quería meterla por todos los lados.

No supe que hacer y me deje llevar, la expresión de su cara me intimidaba y no sabía la reacción que podía tener si me negaba.

Me sentó en la cama y me puso la polla en la boca sin apenas abrirla, y al negarme y decirle que no, que no era momento, que no me gustaba esa actitud, me levanto y me dio dos bofetones en la cara.

Me agarro, me dio la vuelta y me la metió por el culo. Me hizo muchísimo daño y empecé a llorar, a pedirle que me dejara, entonces empezó a golpearme para que no gritara, ni llorara y no me moviera.

Al cabo de un rato la saco y sin poder defenderme, me la metió por delante, no podía hacer nada estaba indefensa ante él

Cuando estaba a punto y se iba a correr, se sujetó la polla con la mano y me la quiso meter en la boca y ahí dije que no, que eso no porque estaba sucia de el culo, me pego un puñetazo y se corrio en mi cara.

Sali corriendo al baño y cerré la puerta con pestillo.

No se el tiempo que paso, pero me dormí en el suelo del baño. Me desperté porque llamaban a la puerta del baño, oí como lloraba pidiendo perdón. Gemma, gritaba … perdón, perdón, perdón.

Abrí la puerta y le insulte, le grite y quise golpearle, pero me cogió de las manos y volvió a pegarme. Y como no, volvió a violarme de la manera mas asquerosa que existe. Follandome el culo y eyaculando dentro.

Fueron tales dolores, que cuando al día siguiente se marcho a trabajar, fui al médico y le conté todo, rápidamente me llevo a una sala y me puso cuatro puntos de sutura.

Encima lanzo una broma de que vaya negro la había metido para rasgar el culo.

Después de esto y bajo amenazas le coji miedo y me adapte a el. Y ahí fue mi error. Me empezó a hacer cosas que le gustaban, y me iba convirtiendo en una esclava sexual.

Me compartía con otras mujeres, con hombres, pero sin que ninguno de ellos me la metiera, solo me chupaban, tocaban y se hacían masturbaciones que luego eyaculaban encima de mí.

Tenía adicción hacia él , hacía esas cosas y no sabia si por miedo o porque me gustaba.

penelope.estudios@hotmail.com

womanpenelope.wordpress.com

Viaje al Caribe

Eric es un alto ejecutivo en una multinacional, por sus méritos recibió un regalo por parte de su Empresa .

Viajamos a Santo Domingo hace 5 años de vacaciones, nos esperaban y nos llevaron a un Hotel lujo que había concertado la empresa por orden Presidente.

Las vacaciones soñadas por cualquiera, visitamos el pais, probamos la gastronomía y conocimos gente nueva.

Entablamos una buena relación con una pareja cubana que residía allí, una noche nos invitaron a cenar a su casa, aceptamos gustosos y nos presentamos en su casa sobre las nueve de la noche como habíamos quedado.

La casa era muy acogedora con una gran terraza que daba al jardín, pero nos quedamos en el salón por el aire acondicionado y los mosquitos.

La charla era divertida, de los sitios que habíamos visitado, la cultura del país… todo iba bien, pero entre el cansancio y la bebida fue haciendo efecto y cambiaron de tercio y empezaron hablar de sexo.

La temperatura iba subiendo a pesar del aire acondicionado y terminamos cachondos perdidos y los cubanos poco a poco empezaron a quitarse ropa,

no le dimos importancia y cuando nos quisimos dar cuenta estaban totalmente desnudos.

Los dos con una piel muy morena, ella tenía los pechos grandes y cadera también con su coño bien depilado y solo con una línea vertical en el pubis él con cintura y cadera unida pero una polla de unos catorce centímetros, gordita que no estaba nada mal.

La conversación continuo con ellos desnudos frente a nosotros, nunca había visto a Eric mirar a nadie como a esa mujer, estaba con los ojos fijos puestos en ella.

tomamos otra botella de vino y la chica se acercó a Eric para ayudarle a quitarse la ropa pero él no quiso, entre bromas y risas nos desenfadamos Eric se echó atrás en el sofá y no paraba de reír , la chica se acercó a mí y me quitó el vestido y me quede desnuda sin saber porque había hecho eso, después fue gateando hasta Eric y le bajo la cremallera del pantalón, le saco la polla y empezó a chuparla deprisa.

Yo miraba a Eric y veía como su polla estaba dura y excitada, estaba cachondo perdido, por la expresión de su cara me di cuenta que se iba a correr y entonces el cubano se acercó a mi, me abrió las piernas y me empezó a chupar coño y vi las estrellas de colores.

Tenía una lengua grande, cada vez que lamia me recorría todo el coño.

Eric miraba como el cubano me estaba lamiendo el coño sin decir nada, entonces empezó a gemir y se corrió, lo hizo todo en boca de la mujer sin poderlo controlar yo al ver la escena y su cara de satisfacción , su polla mojada me corri entre sacudidas.

El cubano entonces se levantó y con la mano cogió su polla que estaba erecta como una bandera para metérmela en la boca y yo no sabía que hacer pero entonces Eric reaccionó y de repente se levantó y le soltó un puñetazo al cubano tirándole al suelo, le dejó en un dulce sueño, ella se quedó inmóvil y callada, no dijo nada. 

Eric se vistió y me ayudó a ponerme el vestido y dijo…. vamos a casa estos no saben beber. 

Por el camino al hotel hablamos de lo ocurrido, no sabíamos exactamente qué había pasado porque nos quedamos paralizados y nos dejamos hacer sin oponernos. Quizás fue el vino, no se, el caso es que nos reímos hablando de lo vivido.

penelope.estudios@hotmail.com

womanpenelope.wordpress.com

En la universidad

En una fiesta de universidad, una hermandad por el cumpleaños del fundador dio una fiesta para un grupo no muy grande, en total 200 personas, y entre ellas fui invitada porque era amiga de presidente de la hermandad.

El caso es que salió una lista de invitados y todos veíamos y buscábamos chicos que conociéramos y que estuvieran buenos, había dos que me gustaban mucho, eran guapos y estaban muy bien fisicamente.

Llego el dia y fuimos a la fiesta, era pronto y había poca gente pero mejor, así podíamos hablar y mirar según llegaban, y a la media hora de estar allí, se acerco un chico guapo y empezó hablar conmigo, tomamos una cerveza y hablamos pero empezó a llenarse de gente y apenas podíamos seguir con la conversación y dijo que porque no íbamos al sótano que tenían la zona de música y seguíamos más tranquilos, que le interesaba saber mas de mi y de mi país, y si, me apetecía bajar con el, ademas según bajaba escaleras pensaba que polla tendría, larga, corta, delgada o gorda, recta o torcida, esas cosas que las chicas pensamos.

Al llegar abajo, nos sentamos en un sillón, y como yo iba vestida con vestido de verano corto, sin sujetador y con un tanga negro transparente, pues el chico solo estaba pendiente de mis posturas y como soy nerviosa me muevo mucho, me reía y veía como debajo de su pantalón algo crecía, y eso me ponía cachonda, solo ver con la cara que me miraba, el bulto y controlando para no saltar hacia mi, me ponía cachonda.

Pasaba el rato y este chico no hacia nada, yo esperaba alguna reacción y me enfadaba porque nada, estaba a punto de irme cuando dijo que si quería otra cerveza, dije que si una y me iba, yo creo que el chico vio mi cara y al volver con dos cervezas me dio una y al cogerla abrí piernas porque no alcanzaba a coger y vio todo el coño, y el se quedo de pie sin decir nada, solo vi que el bulto era grande y quería salir.

El chico dejo la botella en la mesa y pidió perdón porque tenía que meter mano por debajo del pantalón para colocarse la polla porque se le estaba torciendo.

Jajaja yo me reí y dije que no pasaba nada, que podía colocarla bien, y le pregunté que pasaba para que le torciera y el dijo que estaba muy buena y ver mi coño, con medio tanga tapando y el otro metido dentro…

no pude aguantar y me levante, me acerque a el y le baje la cremallera del pantalón, le baje el bóxer y coji su polla con la mano y la puse hacia arriba, entonces vi que tenia la polla gorda pero normal pero si que tenia unas gotas en la punta, me gusto verlo.

El chico estaba muy cachondo y dijo que si seguía así se iba a correr rápido, que otro día nos veríamos. Le dije que no, que hoy era el día.

Le tumbe en el sillón y me agache metiéndome su polla en la boca, no sin antes haberla lavado con toallitas. chupe su polla y bueno lo cachondo que se puso, gemía y notaba como se contenía, se iba a correr rápido, así que puse los pies encima sillón y puse mi coño en su boca apoyándome en el respaldo sillón.

Metió su cabeza entre mis muslos y empezó a chuparme el coño con desesperación, me encantó, mi piel se erizo, me puso tan cachonda que estaba a punto de correrme, me faltaba poco, a punto de estallar y de repente el dio un grito y dejó de chupar, le mire y me di cuenta que se había corrido.

Mientras me chupaba el coño se estaba haciendo una paja y se corrió.

Se levanto a limpiar porque había saltado su corrida por todas partes.

Me enfadé tanto cuando me di cuenta que pasaba de mi y me fui al baño a tocarme pero no podía concentrarme del cabreo, me lave y arregle y me fui a casa.

penelope.estudios@hotmail.com

womanpenelope.wordpress.com

Un día cambio mi vida

Llevaba alternando un local de moda de copas más de 4 meses, conocía a la mayoría de las personas que trabajaban y a los Clientes, casi siempre eran los mismos.

Era un lugar donde me sentía segura, allí conocí un grupo de gente al que me uní y aceptaron. Me había separado de mi pareja y ellos me ayudaron a superar la ruptura. 

Cada fin de semana me encerraba en ese local y con los nuevos amigos manteníamos conversaciones , reíamos, bailábamos.

Nos mandábamos mensajes durante la semana a través del móvil y organizábamos quedadas. 

Un sábado por la noche como tantos después de meses de conocernos quedamos para vernos el Grupo.

Allí me esperaba uno de los chicos más dulces, simpáticos y atentos del grupo. Había congeniado muy bien con el. No habíamos tenido nunca nada, solo besos en las mejillas y nada más.

Esa noche fue una de las más divertidas que habíamos disfrutado todos los amigos, sobre las 4am, aparecieron dos amigos suyos, me los presento y empezamos a hablar entre todos, ellos tres y yo sola, el resto se había marchado.

No suelo beber, tan solo siempre una cerveza y después un whisky. Siempre lo mismo.

 

Ya era tarde y los Clientes se iban marchando, cada vez quedábamos menos, pero estaba a gusto con estos tres chicos, reíamos y lo estaba pasando bien. Y llego el momento de marcharnos, cerraba el local. 

Al salir como siempre, saque el móvil para llamar un taxi y me llevará a casa. Y en ese momento se ofrecieron a llevarme a casa. Eran agradables y simpáticos y como conocía a uno de ellos de meses, pues dije que perfecto, que bien. 

Tenía el conductor un Buick y era tan grande y limpio que no dude en nada de ellos. 

Monte atrás e indiqué mi dirección, estaba algo retirado y eran como unos 45 minutos en coche, al otro lado de la ciudad. 

Cuando llevábamos medio camino, íbamos cantando, riendo y todo era perfecto, lo estaba pasando bien. Pero camino de casa, hay un parque grande, muy grande y de repente, el conductor del coche giró el volante y cogió un camino que va a dar a un cementerio.

Yo pregunté y me dijeron que iban a beber una cerveza que llevaban en el maletero. No me gusto mucho, pero el que estaba a mi lado, empezó a gastar bromas y contar cosas graciosas y volví a relajarme no sin antes decir que tenía que llegar a casa lo antes posible, trabajaba al día siguiente. Y dijeron que era rápido que allí no iba la policia. 

Al llegar al final del camino, me entró un escalofrío, estábamos en una pared de el cementerio.

Al intentar abrir la puerta para bajar, el que tenía a mi lado me sujeto por el brazo y los de delante se echaron encima de mí arrancándome la ropa, no tenía palabras y estaba como en otro mundo,  cuando quise darme cuenta estaba desnuda, solo podía ver a uno de ellos con un pene gigante que quería metérmelo en la boca, era tan grande que apenas entraba en mi boca.

Me enseñó una navaja y dijo que si mordía o gritaba me pincharía. 

En ese momento empezó mi calvario, me la metieron por delante y por detrás y el otro por la boca. Dolor, enfado impotencia y no sé qué más, se me hacía eterno y no tenía noción del tiempo, se paró el tiempo.

Cuando de repente el que tenía su pene en mi boca eyaculo dentro de mi boca, el que me la tenía metida por delante también echando todo dentro y el que la tenía metida por detrás la saco y me la metió por delante y el tiempo no pasaba, creí que iba a morir y solo pensaba que porque no terminaba ya , y termino eyaculando todo dentro de mi. 

Después de reírse de mí y restregar sus penes por todo mi cuerpo me sacaron del coche y me dieron patadas, taconazos y lanzaron por el aire para que viajara dentro del cementerio pero como la pared era alta, volvía a caer al suelo y así varias veces más hasta que perdí el conocimiento. 

Cuando desperté estaba sola, tumbada desnuda y sin nada, se llevaron todo. 

Amaneciendo saque fuerzas y medio arrastrándome logre recorrer tres km hasta que salí a la calle principal. Allí nadie me recogía hasta que pasó un coche patrulla y me llevo al hospital.

Allí después de curarme tarde dos días en despertar. La Policia estaba allí para tomar declaración. 

Cuando estuve mejor, porque tenía la cara como un monstruo, cinco costillas rotas, el brazo izquierdo roto y el pie derecho también roto, me llevaron a casa.

Fue tanto tiempo recuperándome que me despidieron del trabajo y casi echan del apartamento. 

Terrible la historia de nuestra amiga, está en camino de superar este episodio de su vida.

Penelope.estudios@hotmail.com

womanpenelope.wordpress.com

Algo rápido

Relato erotico

Un día después del trabajo llegó Mark a casa, venía contento con algo en la mano. Yo estaba en la cocina preparando una tortilla española para cenar.

Me enseñó una película porno que le había dejado un compañero del trabajo y que si me apetecía verla.

“Claro”, le dije, cuando acabe de hacer la cena la vemos, mientras tanto fue al baño a darse una ducha.

Termine con la tortilla saqué del frigorífico una botella de cava, cogí dos copas del estante del salón y abrí la botella.

Al momento llegó Mark con el pantalón del pijama azul y camiseta del mismo color, nos sentamos en el sofá y le dimos al play para ver el film.

En la película participaban dos parejas, se desnudaron mientras se miraban entre sí, las chicas tocaban las pollas de los chicos y después las chupaban, uno de ellos sentado en un sofá y el otro de pie, después uno le metía la polla a la chica estando a cuatro patas y la otra se follaba al otro chico en el sofá, poniéndose sobre él y metiendo se aquella gran polla.

Yo notaba como mi coño se iba mojando y le di un sorbo al cava para tragar mi saliva mientras de reojo veía como a Mark le iba creciendo la polla, hasta tal punto que le asomaba por la abertura del pantalón del pijama.

Pronto me empezó a mirar con deseo y se acercó a mi, yo llevaba una camiseta larga finita y un tanga, acercó una mano para acariciar mi coño y metió su mano por debajo del tanga, cuando noto que estaba empapada me miró y se acercó a besarme, metiéndome la lengua hasta la campanilla, metió un dedo dentro del coño.

Lo tenía tan hinchado que me estremecí, metía y sacaba el dedo y el calor me recorría el cuerpo hasta llegar a mis mejillas, agachó la cabeza para morder mis pezones duros por encima de la camiseta.

Me acerqué a él para sacar su polla erecta.

Se levantó y se quitó el pantalón, se arrodilló frente a mí abriéndome las piernas y tirando de ellas hacia él, apartó el tanga a un lado metiendo su dedo de nuevo en el coño mientras lo miraba con una sonrisa.

Pasados unos segundos cogió su polla y la puso rozando mi coño para metérmela . Yo estaba curvada en el sofá con las piernas abiertas el coño me palpitaba y entonces metió su polla dentro, la metía y sacaba con rapidez mientras yo miraba las escenas de la película como follaban las dos parejas de la película .

Esto me ponía aún más cachonda, él seguía con su polla trabajándome el coño que me ardía.

Le dije que se sentara que me tocaba a mí y me senté sobre su polla y me la metí, ayudándome con el respaldo del sofá, me sujetaba con las manos , metía y sacaba su polla de mi coño húmedo.

Levantaba un poco mis caderas para meterme su polla a la vez que rozaba el clitoris. Él inclinaba la cabeza para comerse mis pezones, pasados unos minutos me sentí desfallecer, pero no podía parar el meneo y de pronto un estallido me hizo temblar.

El me agarro de las caderas empujándolas hacia dentro y fuera de su polla y unos segundos más tarde explotó hecha de todo su semen dentro de mi.

Me dejé caer un momento sobre su polla hasta recobrar el aliento, después me levanté y fui al baño a lavarme, salí sonrojada y bebí otro sorbo de cava para refrescarme mientras él iba al baño.

Cuando Mark regresó quito la película y la guardamos para devolverla a su amigo.

Pusimos un canal en la televisión y terminamos la botella de cava.

penelope.estudios@hotmail.com

womanpenelope.wordpress.com