Se me fue de las manos

Se me fue de las manos

Siempre fui una chica muy tímida y cursi, el sexo me asustaba y había tenido muy pocas experiencias hasta que llegue a la universidad.

Aunque soy muy delgada y alta, tengo un buen trasero y de pecho más de 100 de talla.

Empecé a ir de fiesta en fiesta. En una de esas fiestas con mis compañeros de la uni. bebimos más de la cuenta y empezamos a jugar con preguntas y respuestas, cuando me di cuenta, era la única chica que quedaba pero eso no me importó.

Continuamos bebiendo, riendo y las preguntas subieron de tono, yo contestaba con naturalidad y sin ningún tabú, eso parece ser que les gusto…

Uno de ellos pregunto…

.- chupas pollas?

Respondí que si, que al principio me costó, pero encontré la forma de meterme una polla hasta la garganta sin que me entraran las ganas de vomitar…

Sus caras, sus ojos se abrieron y dijeron…

.- Osea, que has aprendido bien a chupar pollas

Y de la forma más natural dije…

.- si, pero he terminado con mi pareja y no tengo a quien chuparsela.

Cuando me di cuenta, mire a mi alrededor y vi a ocho chicos con sus pollas duras escondidas empujando las cremalleras de sus pantalones. Entonces dijeron…

.- porque no practicas con nosotros?

No se que paso por mi cabeza cuando dije…

.- vale, si ninguno se pasa y queda entre nosotros.

Así que poco a poco fueron sacando sus pollas y yo iba chupando cada una de sus pollas, iban pasando uno, otro hasta que se excitaron y de pronto uno de ellos bombeaba mi boca a velocidad que mi nariz tocaba su abdomen.

Uno de ellos había bebido más de la cuenta y se abrió paso entre los demás. Me cogió del pelo y dijo…

.- la mejor forma de aprender es tragándote una buena polla hasta la garganta.

Todos miraban asombrados y excitados de vernos… este tenía una polla grande, que llenaba toda mi boca y apenas podía respirar. Le quise apartar pero otro me sujetaba la cabeza y me faltaba el aire, en ese momento dijo…

.- Yoco te bautizó Lara como mi puta, por ser quien te convirtió en una traga pollas.

A continuación, me cogió del pelo y tiro mi cabeza hacia atrás sacando su polla, escupió en mi boca y me dio un bofetón diciendo…

.- verdad que si, putiza?

Yo estaba en trance y a pesar de que era una situación humillante, de mi boca salió…

.- claro que si, ahora soy tu puta traga pollas.

No termine de decir esa frase cuando se abalanzaron todos a manosearme por todas partes, me manoseaban los pechos, los estrujaban y notaba como entraban dedos en mi vagina y yo seguía hincada en el suelo comiendo pollas.

Hubo un vacío en mi mente y cuando cobré la conciencia, estaba a cuatro patas y uno de los chicos me estaba penetrando la vagina y otro me follaba la boca, el resto alrededor se masturbaban a toda velocidad viendo la escena.

No supe de mi amo hasta que note como un líquido corría por mi ano. Esto me superaba y no podía reaccionar, estaba paralizada pero de pronto di un salto y me levante, me negué a que me penetraran por detrás.

Entonces vi sus caras, parecían poseídos… me sujetaron y me obligaron a ponerme a cuatro patas, dejando mi culo expuesto… empecé a gritar y rápidamente uno de ellos me tapó la boca.

En ese momento volvió a poner líquido en mi ano, metió sus dedos y iba estimulando para que abriera un poco, de pronto colocó su gran polla y sin pensarlo me la metió de una vez hasta meterla toda dentro de mi recto…

Empecé a llorar desconsolada sin poder evitarlo y él se acercó a mi oído diciéndome…

.- ahora me perteneces y siempre serás mi puta.

Sentí odio y dolor. Fui suya y de todos toda la noche, se corrieron sobre mi cuerpo, corría semen por todas partes de mi interior… mis pechos estaban pegajosos de tanto semen y mis piernas escurrían todo el semen que salía de mi vagina y ano.

Cuando acabaron, ellos mismos me bañaron, me vistieron y me llevaron a casa.

Pase días tratando de asimilar aquella humillación y de seguir con mi vida, pero no pude.

Recurrir a un profesional que me ayudará a comprender, entender y aceptar aquella situación fue lo único que me ayudó a seguir con mi vida sin ningún pesar.

https://www.womanpenelope.es