Hurgar en tu interior

Este relato es un estudio técnico realizado hace algunos años por un profesional.

Las partes implicadas dan su consentimiento para que sea publicado.

Te voy a contar una historia real que vivi hace unos años, puede ayudar a muchas Mujeres.

Hace años, una noche que teníamos una tertulia un grupo de conocidos, en la cual yo participaba en referencia a consejos sexuales, se unió una Chica que supuestamente había tenido una serie de problemas, pero al ir esa noche de participante y orador, pues me dispuse a comentar temas de actualidad en lo concerniente a Sexo. Cada mes, tocaba un tema, y una persona del grupo, hablaba sobre ello y respondía preguntas, siempre bajo su especialización. 

Después de un tentempié, y un vino, empece mi argumentación sobre el sexo en la actualidad, en la pareja y termine hablando sobre la Mujer, sus miedos, necesidades, y lo que omitían por vergüenza.

En esto, que la Chica que se había unido bajo la invitación de una participante, empezó a disparar preguntas y preguntas, y claro, me di cuenta que tenia un problema muy serio, pero no deseaba inmiscuirme en su vida. Debo aclarar, que en esos momentos, solo me dedicaba a escribir estudios relativos a la Mujer, y no recibía en consulta a casi nadie (a excepción de casos muy especiales y ayuda a Jenny en problemas delicados). Al terminar mi sesión (todo iba por tiempo para no cansarnos todos), nos fuimos despidiendo y quedando para el mes siguiente y con otro tema que nos pudiera ampliar mas nuestro saber.

Sali del Local y fui a buscar un Taxi, mientras esperaba, esta Chica se me acerco y medio llorando y temblando, me pidió hablar conmigo de algo muy delicado y penoso para ella. Intente disuadirla, e incluso me invente cosas pendientes que tenia esa noche para que se fuera. Pero ante su insistencia, su miedo en los ojos, pavor y lagrimas, accedí a escucharla, pero la dije que para poder entender lo que la pasaba, necesitaba un sitio ideal para concentrarme y poder atenderla mejor. 

Al oír eso, rápidamente contesto que si podía acompañarme a mi Apartamento para hablar. E inmediatamente  la respondí que no buscaba sexo y que mi Apartamento era sagrado. Nada de pinchitos ni aventuras. Se puso en guardia y me dijo que me tranquilizara, que lo que menos quería y deseaba era sexo. 

Apareció un Taxi y montamos en el. Estábamos aproximadamente a unos 20 minutos del Local, era un trayecto corto y acostumbraba por las noches a desplazarme en este medio de locomoción, Nueva York era una ciudad para por la noche, no coger tu vehículo.

Durante el trayecto, apenas hablamos, ella tenia su mirada en el infinito y no era consciente de el entorno e incluso el recorrido.

Llegamos a Casa y recuerdo que me dije, tengo que coger el teléfono de este taxista, porque tan solo ha tardado 14 minutos en llegar. Vaya, por fin un conductor serio.

Bajamos del Taxi y subimos los 2 escalones que distaban de la puerta de acceso, el Conserje salió a abrir la puerta y me saludo. Esta Chica, que incluso desconocía su nombre, no respondió y se limitaba a seguirme detrás mío. Cogimos el ascensor y pulse la tecla de la planta 51. Mientras subíamos, ella seguía impasible, su mirada seguía perdida, brazos cruzados sobre su bolso y como si se tratara de algo valioso, no se relajaba. Notaba sus nudillos blanquecinos a consecuencia de la tensión que tenia y se aferraba a ello, como si de un arma fuera. Y por fin, las puertas se abrieron.

Salimos del ascensor y recorrimos los casi 60 metros que distaban del ascensor a mi apartamento 1525. Abrí la puerta e invite a entrar, ella seguía quieta y sus ojos denotaban miedo. Me volví frente a ella y le comente que quizás no era una buena idea, que llamaba al Conserje para que localizara un Taxi y la llevaría a su Casa. Que yo pagaría el trayecto y que otro dia, hablaríamos.

En ese momento que dije este comentario, entro y cerré la puerta. La invite a que se sentara donde quisiera, dónde estaba el baño, la cocina y una pequeña zona que tenia donde había parte de bebidas y aperitivos.

Me excuse un momento para ir a mi habitación a ponerme algo mas cómodo (un pantalón de Chandal y una camiseta), pase al baño y. cuando regrese al Salón, me la encontré en el mismo sitio que la deje. 

Acepto una botella de Agua mineral, y una bolsa de patatas fritas, por mi parte, me prepare un Whisky McCallan y un cubito de hielo. Cogí un cuaderno, una pluma estilográfica y me senté en mi sillón preferido, y deje que ella eligiera su asiento.

Se sentó en un sillón individual y la comente que cuando estuviera preparada empezara a hablar, pero si notaba que no era sincera, guardaba información, omitía escenas o cualquier otra, dejábamos la sesión y ella a Casa.

Creo que fueron las palabras mágicas, se recostó sobre el respaldo y empezó su triste historia……..

Hacia casi 2 años, que tenia una pareja de 3 meses, en un principio era todo perfecto, pero según avanzaba el tiempo, su pareja se volvió mas huraño, egoísta, e incluso con posición de agresividad.

Su relación sexual era el primer mes estupenda, pero a partir del siguiente, se volvió diferente. 

Diferente en que ?? En que empezaba a gustarle cosas raras.

 

Que cosas raras ?? Quería que me tragara el semen cuando eyaculaba, quería follarme por el culo, quería que le chupara el culo, quería chuparme a mi el culo, quería que cuando estuviera viendo el la Tv me pusiera a un lado agachada con el culo desnudo frente a el, quería que me metiera botella en el coño, en fin, un montón de aberraciones que rozaban lo raro y principios de sadomasoquismo y/o sumisión total.

Tu, que hacías, que decías ?? Al principio me opuse totalmente a todo ello, pero un dia que estuvimos cenando con unos amigos, tomamos unas copas y quizás nos pasamos, y al llegar a Casa, y él querer follar, me opuse alegando que había bebido, que no estaba bien y no pude terminar, me cogió, me abofeteo y me obligo a todo lo que el quería. Fue tal su agresividad, que acepte llorando.

Que paso después ?? Al dia siguiente, medio llorando, me pidió perdón y que no volvería a pasar. Pero fue mentira. Siguió y siguió y cada vez mas, que hasta me empezaba a gustar. Era como un enganche a el, y sus juegos, que me recordaba a la heroina. Estaba enganchada.

Y paso el tiempo, y cada vez iba a mas. No supe cortar esa situación, que llego el dia en que me pego una paliza. Me dejo tan mal, con los dos brazos rotos que en el mismo Hospital, denunciaron a la Policia. Le detuvieron y me vi sola.

Imagínate como estaría de enganchada, que no comía y ya, las lagrimas  salían solo de pensar en el.

Fue tal el mazazo escuchar eso, que decidí coger este caso para ayudarla a superar este trauma y dependencia que me metí mas de la cuenta.

Quedamos para otro día y al preguntarla si había mantenido relaciones sexuales con otros hombres, me asintió que si, pero que no podía concentrarse, no había llegado a correrse y no sentía nada. Que tan solo hacia un mes y medio antes de este día en el cual estoy relatando, había coincidido con ese hombre y había rehecho su vida con otra Mujer, y esta, le había rogado que volviera a follarla, que lo necesitaba y así fue, volvió a follar con el esa única noche y había conseguido llegar a un extasis que no había vivido antes, solo con esta persona.

Después no volvió a verle.

Me intrigo tanto este caso, que sin darme cuenta, me estaba involucrando mas de lo normal y no era mi estilo, era la primera vez que me pasaba, Quizás debido a la complejidad, a sus miedos, pena, no se, pero me inmiscuí tanto, que termino viviendo conmigo.

Todos los días, después de mi trabajo, le dedicaba 3 horas a solucionar su problema. Y debo decir, que en los 2 meses hasta este párrafo, no tuvimos sexo. Si que teníamos libertad para expresarnos tal como queríamos con nuestros cuerpos, pero ella en su habitación y yo en la mía.

Después de el tiempo que dedicábamos a buscar el gran problema, de sus soluciones, llegaba a la cama y me ponía a pensar en ello. Donde podría estar la solución, como podría superar este trauma, y así, con infinidad de preguntas, no encontraba solución.

Paso el tiempo y recuerdo perfectamente como si hubiera sido ayer, que era Sábado, no iba a salir, quería trabajar desde Casa y me levante a las 6 y 10 de la mañana. Prepare Cafe, cogí la cajetilla de tabaco y me senté como siempre, como cada mañana durante 7 años, en mi sillón preferido mientras saboreaba el Café y encendía el primer cigarro del día. Estaba ensimismado en mis pensamientos, que vi a esta Chica, como saludaba, e iba a coger una taza para echarse Café. En ese momento, al ponerse de puntillas y abrir el armario, vi que debajo de esa camisola, no llevaba nada. Y empezó mi contradicción en mis posibles soluciones. No encajaba esa situación de ella con mi perspectiva de el problema. Así que una vez termine mi Café y el cigarro, la llame y le dije….

Por favor, serias tan amable de acercarte, coger mi taza y el cenicero y llevarlo a la Cocina ??  Ella como si hubiera recibido una grata noticia, sonrío y vino casi corriendo a por ello. Era la primera vez que la veía sonreír. Y me empezó a rondar por la cabeza lo que le pasaba.

Así que, a continuación la mande que se pusiera frente a mi, se diera la vuelta, y se agachara. Al decirla que hiciera eso, su cara cambio, y como si hubiera una transformación en ella, empezó a cantar, saltar y se agacho riendo.

Ya había dado con su problema y su solución inicial.

Ese Sábado, prácticamente la tuve practicando ejercicios y con cada uno de ellos, era mas feliz. Y entre el día, los ejercicios su sonrisa, su cuerpo, me metí donde no tenia que haber entrado. Por la tarde, la dije que se pusiera de rodillas frente al sillón donde estaba sentado y que mirándome a los ojos, me dijera que quería….  y sin pensárselo dos veces, me dijo que la follara como a una perra. Sin poder llegar a pensar en lo que había respondido, se tiro a mi pantalón, lo bajo un poco, lo suficiente como para cogerme la polla, y metérsela en la boca, succionaba como jamas nadie lo ha hecho, se la tragaba de tal manera, que con la punta notaba su garganta. Fue unos momentos que perdí la noción del tiempo y cuando volví a ser consciente, la aparte y al ponerse en pie, callo al suelo, al levantarla vi una sonrisa como nunca olvidare, se puso en pie y al ver mi polla erecta, y que la tenia cogida por los brazos y que mi polla rozaba su vagina, se subió a la banqueta de la cocina y se la metió. Gritaba que mas fuerte, mas rápido, que la golpeara, que la insultara y no recuerdo cuantos mas comentarios profirió.

No podía correrme, no sabia que pasaba, bueno.. si lo sabia y ahora en ese momento, sabia lo que quería, necesitaba y cual era su solución al problema.

A partir de ese momento, empezó una guerra por su parte sin cuartel, me perseguía, me provocaba, cuando estaba dormido, se metía en la cama y me empezaba a chupar, a tocar,……

Y llego un día, donde solo entendía que si realmente lo hacia con ella y le hacia entender su problema, empezaría a andar sola sabiendo cual era su problema, solución y medidas para vivir con ello.

Ese día, la trate como una sumisa. La mande de todo, solo para mi, y a cada pedido que la hacia, mejor respondía y con una alegría que me sorprendía. Después de mandarla absolutamente todo lo inimaginable, la dije que se tumbara en la alfombra, que abriera de piernas todo lo que pudiera, y se hiciera una paja mirándome. No se que paso, pero aun sigo pensando que tan solo transcurrió 10 segundos, se corrio de una manera, que tuve que taparla la boca de los gritos que pegaba. Fue tal la corrida que tuvo, que mancho la alfombra de liquido que salía de su vagina.

Ahí y a partir de ese momento, durante un mes, entendí lo que le pasaba, que necesitaba y lo que tenia que buscar. Su solución era de ser una mujer sumisa. Que la ordenaran las cosas y que sin llegar a un Sadomasoquismo, era la vida que quería y que deseaba. No podía tener otra, era y había encontrado, su felicidad.

Al mes se marcho y no volví a saber mas de ella. A los varios años mas tarde, un colega de esas tertulias que teníamos, me hablo de ella, vivía con un hombre tenían una niña y eran muy felices. Tan felices que querían tener familia numerosa.

Hoy, recuerdo esta historia, y sonrío de esa experiencia que vivi y que al final, esa Chica, consiguiera ser feliz a consecuencia antes de sufrir.

Algunas personas tienen secretos que no se atreven a sacar y necesitamos a alguien que los descubra.

penelope.estudios@hotmail.com

Anuncios

Publicado por

womanpenelope

Soy Penelope Una mujer que ya pasé de los 40 y me encuentro en un momento de Paz y tranquilidad. 2 veces separada, con relaciones “traumáticas” y sin identidad. Pero llega un momento, que alguién aparece en tu camino y te enseña a que te conozcas a ti misma y aceptas ser tú. Ahora tengo tiempo para dedicarme a mí, y he pensado en un espacio donde contar mis experiencias y seguro, que algunas de vosotras podréis sentiros identificadas. Un espacio, donde podamos hablar de nuestras cosas, debatirlas. Hablar del día a día. Me gustaría, os implicarais y contarais vuestras experiencias de todo tipo… trabajo, moda, truquis de belleza, etc… así como cosas más difíciles, acoso por alguna persona, de cualquier tipo, abuso de poder, en fin, cosas que están en la calle y entre todas podernos ayudar. También colaborara en este espacio, un profesional que podrá asesorarnos y escuchar, los problemas cotidianos y los no, para que con sus consejos y estudio, nos ayude a superarnos entre nosotras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s